noviembre 30, 2022

AMARRES DE AMOR MAGIA BLANCA

La magia blanca es una forma de energía pura que se usa para la curación y el amor. Los amarres de amor magia blanca son una forma de ayudar a aquellos que están en una relación tóxica o que necesitan un poco de ayuda para encontrar el amor. Estos amarres se hacen con la intención de enviar energía positiva a la persona que lo necesita.

A veces, esto se hace a través de oraciones o rituales, pero también se puede hacer con la ayuda de un hechicero o brujo.

Los amarres de amor magia blanca son generalmente muy positivos y seguros. Sin embargo, es importante asegurarse de que se está trabajando con un hechicero o brujo de confianza. Hay muchos charlatanes en el mundo de la magia, así que asegúrese de que está trabajando con alguien que tiene un buen historial.

Los amarres de amor magia blanca pueden ser muy efectivos. Si siente que necesita ayuda para mejorar su relación, o si simplemente quiere enviar un poco de energía positiva a alguien, entonces definitivamente debería considerar hacer un amarre de amor.

La mayoría de las veces, los amarres de amor magia blanca no son permanentes. Esto significa que la persona que los recibe puede romper el amarre en cualquier momento. Sin embargo, a veces, los amarres de amor pueden ser permanentes.

Si esto sucede, es importante asegurarse de que la persona que lo recibe está lista para el compromiso. De lo contrario, podría ser difícil de romper el amarre.

Los amarres de amor magia blanca pueden ser una gran herramienta para aquellos que necesitan ayuda para mejorar sus relaciones. Si usted o alguien que conoce necesita ayuda, entonces definitivamente debería considerar hacer un amarre de amor.

PASOS PARA UN AMARRE DE AMOR CON MAGIA BLANCA

Paso 1: Identifica el objetivo de tu hechizo. Debes tener un objetivo claro en mente antes de comenzar a crear tu hechizo. Esto te ayudará a concentrarte y asegurarte de que tu hechizo tenga el efecto deseado.

Paso 2: Reúne los materiales necesarios. Para este hechizo, necesitarás una fotografía del ser amado, una vela blanca, un poco de miel y una cuchara.

Paso 3: Enciende la vela. Coloca la fotografía del ser amado frente a ti y enciende la vela. Visualiza a tu ser amado mientras sostienes la vela en tus manos.

Paso 4: Añade la miel. Coloca un poco de miel en la cuchara y derrámala sobre la fotografía mientras pronuncias las palabras: «Que este dulce néctar te atraiga a mí»

Paso 5: Guarda la fotografía. Cuando hayas terminado, envuelve la fotografía en un pañuelo blanco y guárdala en un lugar seguro.

Paso 6: Sigue los pasos durante 21 días. Repite los pasos 4 y 5 cada día durante 21 días consecutivos. Al final de este período, tu ser amado debería estar más abierto a la idea de estar contigo.